Momentos de estilo

Brunch en familia

” Para el brunch familiar, tengo mi propia idea de cómo vestir una deliciosa comida: platos de postre y vasos sólidos que pueden degustarse de pie o recostados en mis futones.”
Elodie, 29 años, adora reunir a su familia

Elodie, una carismática pelirroja de 29 años con un poco de nostalgia por su sur natal. Le encanta reunir a sus padres, hermanos, hermanas, primos y primas en torno a sus brunchs cargados de radiantes sabores.

Elodie nos da tres trucos para animar un brunch

¡Aquí no se viene a un simple picoteo!

Los míos son de buen comer. En mi brunch abundan los platos salados y dulces. ¡La olivada casera es el plato estrella! La conservo en recipientes de cristal. Mamá trae su mermelada de albaricoque: los botes se vacían a la velocidad de la luz.

+ Tengo una colección de vasos de agua y zumo. ¿Copas para mi brunch «móvil»? ¡Demasiado arriesgado!

¡Imposible quedarse con hambre!

Me limito a los platos que no necesitan cubiertos, como el pam amb oli, pan tostado frotado con ajo y rociado con un chorrito de aceite de oliva. También se puede restregar un tomate y añadir una loncha de jamón. Si alguien pretende reservarse un huequito para la tarde, ¡no sabe lo que dice!

+ Siempre reservo un plato de olivada de más. ¡Casera o no! No vayamos a quedarnos cortos...

HERMÉTICO PEQUEÑA + TAPA

37 cl
12 1/2 oz.
L 144 mm
l 104 mm
H 55 mm

Un brunch a la última

La vajilla tiene la decoración justa, y es que las recetas desbordan de color. Mis pimientos en escabeche desfilan en cuencos asimétricos. El zumo de uva lo sirvo en una jarra clásica y vasos vintage decorados con motivos tipo joya. ¡Me chiflan!

+ El toque final lo pone el ramo de flores frescas que compro en el mercado. ¡Mis primos nunca se acuerdan! #mensajepersonal. Las pongo en un jarrón con efectos metálicos.