Tendencias inspiradoras

Slow life

Un llamamiento a bajar el ritmo, centrarse en lo esencial y separarse del smartphone.

La puesta a punto de Grégory, diseñador industrial

Más que una tendencia, el movimiento Slow Life es un verdadero estilo de vida que fomenta la calma, la sencillez y la convivencia. En un espacio en el que las pantallas no tienen cabida, los sentidos se despiertan: percibimos los aromas de un plato al fuego y nos dejamos mecer por las voces de nuestros seres queridos mientras nuestra mirada se posa en un ramo de flores silvestres. Una pausa beneficiosa que se recomienda prolongar al máximo.

Desconexión

En vez de hacer un détox digital, rebobinamos para volver a la época en la que todavía no había Internet, redes sociales, smartphones…

Tiempo

Preparar la comida, pasearse, jugar a las cartas… placeres sencillos que nos regalamos uno tras otro, sin cronometrarse. ¡El lujo definitivo!

Transmisión

¿La receta de las torrijas? Dejamos a un lado Google y buscamos las respuestas entre nuestros mayores. ¡Y las recordamos!

Verde

Como los tonos de la naturaleza. En cada caso, vivo como una brizna de hierba, claro como el agua de un riachuelo, oscuro como un bosque milenario.

Blanco

Un blanco inmaculado, resplandeciente, omnipresente para agrandar el espacio y aliviar el alma.

Rosa

Un rosa empolvado que, realzado, adquiere un tono violeta. Se encuentran en toques discretos de los dibujos de una alfombra desgastada o en vasos llenos de… zumo de hibisco.

Flores silvestres

Con la tecnología reprimida, las flores silvestres y las malas hierbas recuperan terreno. En ramos, en macetas, en los platos… ¡Están por todas partes!

Lana, algodón, lino

Tejidos nobles, poco trabajados, pero elegantes, para envolverse de suavidad.

Madera

Es el material que predomina en el mobiliario Slow Life. Se privilegian los acabados naturales o muy desgastados. Evoca la naturaleza, pero, por supuesto, también la tradición familiar, que se perpetúa.

¿Listo para poner el freno?

Los primeros pasos en este estilo

  • 1Perder el teléfono móvil
  • 2Olvidar buscarlo
  • 3Después de comer, obligatorio echarse la siesta
  • 4Romper las reglas únicamente para publicar fotos de su herbario en Instagram

Siguiente etapa: #experto

  • 1Deshacerse del teléfono
  • 2¿Quién ha hecho esta mermelada tan deliciosa? ¡Tú!
  • 3Una corona de flores silvestres para cada cabeza
  • 4Nivel definitivo: comer con la familia y no perder la calma durante todo el día

Slow Life collections