Momentos de estilo

De vuelta de la compra

” Entre mi estudio de 40 m² en París y mi trabajo a las afueras he tenido que organizar mi vida. Tengo poco tiempo para hacer la compra, así que compro en el barrio, normalmente a granel… ”
Anwesha, 30 años, vive en París

A Anwesha, de 30 años, nunca se le olvida traerse especias de Bombay cuando va a visitar a su familia. Esta joven y apasionada lectora encuentra su equilibrio en la alimentación ecológica y una actitud lo más respetuosa del medio ambiente posible.

Yo y mis recipientes o el verdadero secreto de mi bienestar

Económico y ecológico

Comer sano exige un poco de reflexión, ya que me falta tiempo para hacer la compra. Por eso, compro las cantidades necesarias a granel y conservo mis alimentos ecológicos en tarros de vidrio. Nada de bolsas de plástico.

+ Tampoco conservo demasiado tiempo las frutas y las verduras en la nevera, para que no pierdan sus vitaminas. Unos segundos en la batidora y puedo disfrutar de un batido detox.

Mis accesorios imprescindibles

Los fines de semana, dedico una hora a preparar sopa. La conservo en un recipiente alta de cristal con una boquilla de vertido, especialmente concebida para la puerta de la nevera. También la uso para guardar el azúcar o la harina ecológica.

+ Mis amigas siempre se ríen de mi alijo de tarros, ¡pero les encanta que los utilice a modo de vasos de cóctel cargados de vitaminas!

Poco espacio = trucos

Os podéis imaginar lo grande que es mi cocina en mi estudio de 40 m²… ¡No queda otra que hacerse con tarros prácticos! Los míos, cómo no, son apilables, y las tapas se desmontan y encajan entre sí.

+ Elijo diseños agradables, para presentarlos como ensaladeras cuando vienen invitados. ¡Y a menudo se los regalo a mis amigas!

HERMÉTICO GRANDE + TAPA

117 cl
39 1/2 oz.
L 182 mm
l 174 mm
H 67,5 mm