Por Lucie, communication
En Duración ~ 5 min

¿Cómo hacer una hermosa mesa de fiesta para Navidad?

Para crear un ambiente cálido y una mesa de fiesta para Navidad, la tendencia es a la planta. Es un tema elegante, que puede ser minimalista o maximalista. La combinación correcta de los materiales y colores de la vajilla, la ropa de mesa y los accesorios es la clave para una decoración de mesa exitosa. A continuación, añadir un poco de brillo y velas para acentuar el lado festivo y deleitar a los niños y adultos.

 

Tonos de blanco para la ropa de mesa

Con el fin de mostrar la vajilla y la decoración de la mesa, se comienza por elegir una hermosa ropa de mesa. Para no equivocarte y apostar por la elegancia y la elegancia, opta por tonos blancos: marfil, crema, crudo. La idea es superponer estos diferentes tonos. Esto creará una base ligera y cálida que sublimará la vajilla y su decoración. En cuanto a los materiales, el lino y el algodón son fibras naturales perfectas para un tema vegetal.

 

Mantel blanco como la nieve para la Navidad

El primer elemento de la ropa de mesa es el mantel, redondo o rectangular. Se puede elegir en un tono de blanco puro. Así, su neutralidad acentúa la estética y los colores del resto de la composición. Elija un mantel hecho en Francia, grueso, con acabados de calidad. Espolvoree con purpurina dorada, que los puntos de luz harán brillar.

 

Camino de mesa marfil

El camino de la mesa es la pieza que estructura la composición de la mesa de fiesta. Un tono marfil hace que se destaque en el mantel blanco. Combina muy bien con los elementos de decoración natural, compuesto de follaje verde, madera marrón, accesorios dorados. El tono marfil también hace resaltar maravillosamente la transparencia de los jarros y jarras colocados sobre la mesa.

 

Servilletas de mesa para banquetes

En cuanto a las servilletas, se puede elegir un tercer tono de blanco. Con el blanco puro del mantel y el marfil del camino de la mesa, es posible acordar un blanco crema. También se pueden elegir servilletas en un tono dorado, en las que se reflejará la suave luz de las velas. Para mantener el tema vegetal, considere atar algunas ramitas o guirnaldas de hiedra a modo de servilletas.

 

Inspiración para una decoración de mesa de Navidad vegetal

La pureza de la ropa de mesa blanca resalta los materiales naturales elegidos para la decoración de la mesa. Los elementos vegetales (ramas de abeto, ramitas, piñas) aportan dulzura y encajan perfectamente en el espíritu de la Navidad.

 

Centro de mesa vegetal

Para el centro de mesa se pueden elegir ramas de abeto delicadamente perfumadas. Los buenos aromas del bosque se invitan a su interior para el deleite de sus invitados. Podemos trenzarlas con una corona y añadir algunas piñas y unas bolas de Navidad. También puedes realizar pequeñas decoraciones DIY para completar tu corona central. Por ejemplo, patrones de estrellas, copos o personajes (renos, Santa Claus, muñeco de nieve) hechos con ramitas.

 

Posavasos de madera natural

Para resaltar la estética de su cristalería, apueste por posavasos de madera. Asegúrate de cortarlos en el tronco del árbol de Navidad antes de decorar tu árbol. Colocados cerca de los marcadores, estos posavasos aportan el lado cálido que se busca para una comida en familia. La madera natural depositada sobre la mesa también da un ambiente escandinavo y acogedor, perfecto para la Navidad.

 

Velas y luces

Para una luz acogedora, las velas naturales y sin perfume son ideales. Elija en diferentes tamaños. Pueden colocarse en lúmenes dorados para difundir una luz suave y hacer brillar los cristales y los cubiertos. También se pueden colocar velas en pequeños troncos de madera. Colóquelos a lo largo de la mesa. Difunden una luz envolvente perfecta para una cena de Navidad.

 

Vajilla ideal para las fiestas de Navidad

Con el fin de hacer brillar su mesa de Navidad, es aconsejable elegir una vajilla blanca y cristalería (vasos, jarras, jarras) transparente. Primero, porque el blanco y el transparente captan la luz. Entonces, porque estos tonos neutros son perfectos para un tema vegetal.

 

Platos blancos para la Navidad

La superposición de los platos es decorativa y práctica. El plato hueco colocado sobre un plato plano se utiliza para la entrada o el primer plato. Es perfecto para una aterciopelada, por ejemplo. El plato plano está reservado para el pescado o la carne. Los dos tipos de platos se eligen en un tono blanco para respetar el tema de la decoración suave y vegetal.

 

Cubiertos elegantes para las fiestas

Para jugar en el lado festivo, se puede elegir cubiertos dorados. Armonizan con la vajilla blanca. También ayudan a crear el ambiente mágico que hace brillar los ojos de niños y adultos.

 

Copas de vino y vasos de agua

Colocados lados a lado delante de cada uno de sus comensales, hay las copas de vino y de agua indispensables. Con su transparencia y sus líneas esbeltas, las lentes aportan el último toque de elegancia. Además, favorecen los juegos de luz permitidos gracias a las velas, a las lentejuelas, así como a los elementos dorados. Se puede elegir un dúo de copas a pie, o combinar un vaso a pie y un vaso alto. Los amantes del champán añadirán a esta combinación una bonita flauta como tercera copa.