Momentos de estilo

On the road again

Este pícnic es el evento del verano, ¡llevo 6 meses contando los días!

Con Sophiane, 31 años, todo va sobre ruedas

En la familia de Sophiane, la pasión por el pícnic se transmite de generación en generación.
Cada verano, la tribu se reúne a orillas del Loira para compartir una abundante comida.
Para Sophiane, es un ritual infaltable que marca el comienzo de las vacaciones.

Un pícnic como le gusta a Sophiane

Recuerdos

Si un badén imprevisto hace que la salsa de su ensalada se vuelque en el coche, de algo puede estar seguro/a: el olor no lo abandonará en todo el verano.
Lo sé porque me pasó más de una vez cuando era niña.
Por suerte para mi hijo, estoy bien equipada.

+ Yo transporto mi vinagreta casera en un recipiente de vidrio con una tapa 100 % hermética.

Preciada herencia

Mi madre aceptó darme su vajilla especial para pícnics: unos platos bonitos, de colores pastel, tan livianos como resistentes.
Tuve que prometerle mil veces que los iba a cuidar muy bien para que me los diera.

+ Un verano, mi primo vino con unos platos de plástico... Todos lo miramos mal. ¡No a la contaminación, no a la vajilla desechable!

Picnicología

Se acabó el pollo frío y los huevos con mayonesa… Ahora nuestros menús casi podrían obtener una estrella Michelin.
Todo tipo de tartas, pasteles salados, tortilla, gazpacho, fondant de chocolate, brochetas de fruta… ¡No dejamos de superarnos!

+ ¡Los recipientes tienen la forma adecuada para ahorrar espacio en el coche! Por algo digo que soy una experta en pícnics…